Descubrir nuestra conexion con el cosmos y reconocer el despertar de una nueva conciencia.

Nueva Era

Preguntas frecuentes sobre niños espirituales

Mi hijo parece inteligente, pero no rinde en la escuela, ¿por qué?

Lo primero es entender que un niño de luz tiene una menta abierta para encontrar todas las respuestas, no para que se las den. A estos niños hay que enseñarles cómo pensar, no el qué pensar. Casi siempre que se intenta imponer un sistema de pensamiento a un niño de luz, se puede derivar en trastornos sociales, mentales, o emocionales.

Estos niños son psíquicos, en su mayoría. Eso significa que utilizan gran parte de su cerebro, tienen posibilidades de saber exactamente lo que contiene un libro antes de abrirlo. Incluso pueden reconocer quién ha tomado una fotografía, donde se encontraba esa persona, etc. Entonces es obvio que el sistema educativo actual no está preparado para estos niños.

En general usan mucho más el lado derecho que el lado izquierdo. Esto se debe a que estamos entrando en una fase planetaria donde es la energía femenina la que va a “cocrear” la realidad. En esta modalidad no se impone el razonamiento ni las verdades absolutas, y tampoco tiene mucho sentido la idea de obtener un título, asistir diariamente a una escuela o trabajo, etc. Las reglas desaparecen para dar paso a la creación constante del alma, del niño interior.

Lo más importante a tener en cuenta es que estos niños, ante la dificultad de adaptación, pueden sentirse mal consigo mismos, y tener problemas de autoestima. Esto sí que hay que tratarlo, con un apoyo familiar completo, desinteresado totalmente en el aspecto académico o rendimiento escolar. Enfocado en el amor a la persona, y entendiendo que estamos en un cambio drástico planetario, y que la sociedad no está adaptada a estos niños, unos niños que superan con creces las expectativas del sistema educativo actual.

¿Es normal que el niño se ponga muy nervioso en un centro comercial?

Los centros comerciales y grandes comercios suelen estar cargados de entidades de muy baja densidad. Muchas de estas entidades son emocionales, a veces incluso grandes masas de emoción. Cuando un niño muy sensible entra en estos establecimientos rápidamente siente las emociones de todas aquellas personas que anteriormente estuvieron allí. Puede tener inquietud, berrinches, miedo repentino, ganas de orinar, impulsividad, nerviosismo, agotamiento, mareos…

Es preferible que los niños sensibles no entren en grandes comercios o lugares con mucho público, mucho menos si estos lugares son cerrados o no tienen ventilación natural. Y si no queda más remedio, acortar la visita lo más posible y elegir un horario con poca afluencia.

En particular, los niños autistas o discapacitados psíquicos lo pasan mal en estos lugares, y no lo saben comunicar como lo haría otro niño. Hay que tener en cuenta que estos niños son muy espirituales, y muy sensibles, sobre todo a las emociones.

¿Por qué tiene tantas pesadillas un niño de luz?

Lo normal es que las pesadillas procedan de una entidad del bajo astral que acecha al niño o a la familia. Pero cuando las pesadillas no terminan pasado un tiempo, puede ser debido a un familiar cercano que tenga entidades pegadas.

¿Por qué el niño llora cuando vamos a la piscina o la playa?

El agua es un elemento que absorbe fácilmente las emociones de las personas. Cuando se trata de una piscina pública, o una playa, el agua va absorbiendo todas las emociones de las personas que se bañan o se acercan. Si no se depura debidamente, se forman masas emocionales muy densas y dañinas para el cuerpo etérico y emocional de las personas. Los niños especialmente sensibles en los campos sutiles de energía lo perciben. Se puede intentar ir a lugares más apartados con menos afluencia o donde el agua se renueve regularmente.

Para evitar todo esto, se pueden limpiar estos lugares energéticamente. Pero cuando son lugares públicos con mucha gente es difícil, pues están continuamente ensuciándose.Ocurre que pasado un tiempo el niño se habitúa a esas emociones y se olvida de lo que ocurre. Este olvidar lleva a la inconsciencia y rápidamente a borrar el recuerdo. Por eso muchos niños disfrutan en ciertas piscinas y baños públicos aunque realmente están sintiendo toda la emoción de todas las personas que anteriormente se han bañado ahí.

Cuando en esas piscinas o baños han entrado personas con enfermedad, parte de la enfermedad del aura se desprende en el agua y se puede sentir como propias cuando se asimilan en el aura. La forma de limpiarlas es sencilla: cuando se tiene conciencia de esto, simplemente expulsamos las manchas aurales de enfermedad y le pedimos a los ángeles que las limpien de nuestro organismo.

Mi hijo no soporta la luz del sol, ¿por qué?

Algunos niños de luz son muy sensibles a la luz fotónica actual del sol. Pronto la radiación solar será muy fuerte para provocar ciertos cambios energéticos y eso afectará mucho a las personas, es importante que empecemos a aprender a protegernos. No sólo con bronceadores sino cubriéndonos preferiblemente con tejidos naturales y evitando la exposición en lo posible.

Muchos niños de luz nacen con el ADN preparado para los nuevos tiempos, cuando la radiación solar cambie a una nueva fase. A éstos, si les da la luz en los ojos, les molesta mucho la retina, más que la piel.

¿Los niños pueden hablar con los árboles?

Sí, pero los árboles que dan pie a una comunicación más abierta suelen ser viejos, de más de 100 años, y apartados de la contaminación y el ruido.

Mi hijo murió al poco de nacer, ¿es por karma?

En estos tiempos están llegando a la Tierra muchas almas nuevas, son almas de vibraciones muy elevadas, muy angélicas, ellos no han tenido aún vidas en la Tierra, no están acostumbrados a esta densidad, necesitan acostumbrarse poco a poco, y para ello suelen tomar 1 ó 2 vidas muy breves en las que se van habituando. Estas vidas no duran más de 3 años, algunas veces 4. Estas almas no escogen la misma familia para volver a nacer pues el tiempo entre vidas es largo. Cuando ya se sienten más seguros en esta densidad, ya pueden tomar una vida completa. Estas almas formarán parte de la nueva población del planeta, una población de una gran sutileza vibracional.

Por último decir que cuando ocurre una muerte en la familia, siempre es bajo un plan trazado por todos los integrantes de la familia en un nivel de conciencia superior. No hay error posible, y siempre es una elección comunitaria no solo por lo mencionado anteriormente, sino también para el aprendizaje de lecciones a nivel interno.

Un chico adolescente de mi familia, muy especial, murió repentinamente. ¿Cuál fue el motivo de su partida?

En algunas familias donde ha habido mucho sufrimiento, han nacido en los últimos 30 años aproximadamente, 1 ó 2 personas con mucha luz. Con el objetivo de limpiar el karma familiar y el ADN dañado de la familia. El ADN de la familia se daña por las experiencias vividas, cuando una familia arrastra experiencias muy duras, pobreza, marginación, odio, guerras… durante varias generaciones, ese ADN está muy corrupto, y necesita una limpieza muy potente.

Estas personas han nacido principalmente para sanar a su familia. Una vez hecho ese trabajo, parten de la vida para poder encarnarse más adelante, una vez el planeta ya esté limpio. En la mayoría de los casos, son niños o jóvenes que han sufrido mucho, con unos padres que han vivido muchos problemas, muchas emociones, pero que han mantenido toda su vida una gran luz en sus ojos.

No hay error en su partida, forma parte del plan del alma comunitaria de la familia de luz.

Mi hijo es alérgico a muchos jabones, ¿por qué?

Los niños con un ADN limpio no soportan los químicos o aditivos artificiales que están en la mayoría de productos de higiene del mercado actual. Esto suele darles picor, molestias generales, etc.

También son susceptibles a químicos o aditivos de los alimentos, pero en este caso los efectos no son tan evidentes y suelen pasar desapercibidos, haciendo que a medio o largo plazo el niño muestre alguna sintomatología, especialmente en los intestinos.

Me han pedido que medique a mi hijo por déficit de atención, ¿es recomendable?

Esta medicación a niños suele crear graves problemas a largo plazo. Problemas que no son evidentes en nuestra sociedad actual, pues no existe precedente. Los niños de generaciones anteriores no han sido medicados tan pronto ni con tanta facilidad.

La medicación puede generar cambios en el ADN, en el cerebro y en el cuerpo físico. Es preferible no dar esta medicación a los niños. En cambio, los padres deben proteger a su hijo y cambiarle de entorno escolar si fuera necesario.

Los padres que hayan medicado a sus hijos y se den cuenta de esto, no tienen que sentirse culpables, pues en muchos casos es por un imperativo social, y por ignorancia. Desde el plan divino está planeado “salvar” a gran parte de estos niños de los trastornos que puedan producir estas medicaciones, para que puedan más adelante una vida de luz de despertar espiritual.

Pero en el plan divino también existen unos niños que no van a ser sanados, para que la sociedad comprenda y compruebe el efecto de esta forma errónea de ver la salud.

¿Debo vacunar a mi hija?

Aunque algunas vacunas han ayudado mucho y siguen ayudando, es preferible no vacunar a los niños.

Podemos aprender a ver energéticamente el veneno de ciertos medicamentos o vacunas, para así determinar en qué afectarían al niño. Podemos pedir a nuestros guías que nos muestren la verdadera naturaleza de un medicamento o vacuna antes de tomar la decisión de aplicarlo.

Las vacunas afectan a un nivel genético, a veces se ve muy claramente en el cuerpo físico, otras veces no. En la mayoría de casos pasa desapercibido, pero en ningún momento las autoridades sanitarias de ningún país están reconociendo la cantidad de problemas que está habiendo con la vacunación masiva indiscriminada.

En algunos casos, desde recién nacidos se da a los niños vacunas, medicamentos, o suplementos vitamínicos, que realmente no son necesarios en la mayoría de los casos. Se dan supuestamente para prevenir posibles déficits o problemas que son el 1% de los casos. Los padres, con el miedo en el cuerpo, aceptan esta medicación, sin tener en cuenta que a veces estos remedios preventivos son los que pueden producir otro tipo de problemas.

Las vacunas, al ser una medicación que afecta genéticamente, puede retardar los cambios adeneísticos, ralentizando el despertar de la conciencia, el cual necesita ya de por sí un proceso completo de sanación adeneístico.

Algunas vacunas, de una forma encubierta, se han creado con el propósito de menguar el sistema natural de defensa del cuerpo. Según vayamos avanzando en los tiempos de cambio, van a aparecer más vacunas y medicamentos, y se va a insistir en dárselas a toda la población infantil. No debemos permitirlo. La presión social puede llegar a ser fuerte, incluso hacernos dudar de nuestros propios principios. Nuestra alma, nuestro Yo Superior es sabio. No pasaremos ninguna enfermedad que no debamos pasar. No existe la casualidad, todo es un plan concebido milimétricamente desde un nivel superior. El miedo, solo es la fe a que ocurra algo malo. Si sabemos que la fe mueve montañas, tengamos fe en la vida y en la salud.

Las personas o niños que ya han sido vacunados, no deben preocuparse, pues como ya he dicho, el plan divino es perfecto, las vacunas tienen la función inconsciente de retardar o bloquear un proceso natural que es inevitable, que es el salto de vibración.

Sobre todo tenemos que tener en cuenta que es el amor, la luz y la fe lo que acelera los cambios de ADN. Los impedimentos químicos u otros que aparentemente retrasan la sanación de ADN, no pueden combatir con el crecimiento interior de la persona.

¿Cuál es mi función como padre/madre para estos niños?

Los padres de estos niños están encargados de guiarles y protegerles a un nivel terrenal, emocional, psíquico, y astral. Estos niños son maestros, los precursores de la nueva energía, y esto significa que van a cambiar el mundo tal y como lo conocemos. Los padres se encargan de proporcionarles unas herramientas mentales y emocionales para desenvolverse en este mundo material y les abren camino, pero más adelante será el niño quien enseñará a sus padres a desenvolverse en el mundo espiritual dentro de la nueva energía.

Debemos de tener en cuenta que vamos a dar un salto de la realidad de 4d a 5d. Los adultos estamos muy acostumbrados a la 4d, a lo mental, a lo emocional, al crecimiento personal, dualidad, etc. En la 5d, nada de esto existe. Es el amor lo que sostiene la vida, no existe dualidad porque todo está basado en el amor y la hermandad. Los adultos, tan acostumbrados a la realidad tridimensional y cuatridimensional, no somos capaces aún ni de imaginarnos un mundo así. Por eso debemos de dejar que estos niños nos muestren ese mundo, nos abran las puertas a él. Pero también tenemos que protegerles de la dualidad en la que ahora estamos viviendo, pues ellos no han nacido para vivirla, no saben defenderse bien en ella.

Mi hijo tiene dones, ¿cómo puedo potenciarlos?

En la vieja energía era normal ver las cualidades excepcionales de las personas como dones. Esos eran dones en la 4d. Muchos niños que están naciendo, al ser maestros en la nueva energía, no tienen un don, sino muchas cualidades. Pues dominan perfectamente la 4d. Lo que no dominan es toda la negatividad que en ella hay. Porque no tienen nada que ver con ella. Cuando un adulto quiere potenciar los dones o supuestos dones de un niño, lo que está haciendo es potenciarle el conocimiento de 4d, no el verdadero conocimiento del Ser. Ese conocimiento sólo se logra a través de la sabiduría y la conciencia, que son atributos divinos que se integran en un proceso natural de crecimiento interior.

El trabajo interior puede ayudar a los adultos a dejar atrás la vieja energía, la dualidad. Pero los niños no necesitan ese tipo de trabajo interior, y menos un trabajo organizado o guiado por adultos.

En caso que los niños pidan aprender algún ejercicio, técnica, o filosofía, o participar en algún grupo de energía, entonces sí hay que permitirles seguir ese camino. Pues a lo mejor algo tienen que aprender, o seguramente algo tienen que aportar en esos contextos.
Quiero llevar a mi hijo a un campamento espiritual, ¿es recomendable?

Actualmente existen muchas actividades enfocadas a niños de luz para “captarles”, y esa es la palabra. Hay que tener cuidado de no caer en esa trampa. Por supuesto, también existen actividades muy positivas para el crecimiento del niño, para su sentimiento de hermandad. Pero en este último caso tiene que haber sitio para los padres o adultos, para que los padres supervisen el tipo de trabajo que se hace.

Ante este tipo de ofertas, es importante no dejarse llevar por la publicidad, eslógans o reputación, sino observar detenidamente y discriminar desde el corazón si es adecuado o no. Cualquier academia, centro, o trabajo dirigido a la adquisición de “poderes” o “dones”, está encaminado a un crecimiento de la 4d, y no a un crecimiento verdadero basado en la hermandad y en el amor.

Creo que mi hijo/a está tomando un mal camino, ¿cómo puedo ayudarle?

Tu preocupación está basada en un apego. Es importante que tengas en cuenta que ninguna persona desea equivocarse, ni tener un accidente, y mucho menos pasarlo mal. El creer que un hijo o una hija no va a elegir el camino correcto, es desvalorizar su sabiduría interior. Todos nos equivocamos en la vida, todos vivimos baches, y tarde o temprano salimos de ellos. Igual que tenemos que aprender a aceptar nuestros propios problemas, también tenemos que aprender a aceptar los retos de nuestros allegados. Sólo así podemos ayudarles.

Los apegos de los padres con los hijos, sobre todo cuando el hijo ya es adulto, es algo que debemos limpiar, pues con estos apegos estos padres no logran dar un salto de conciencia y están limitándose a sí mismos, y a veces, limitando a sus hijos.

Un apego es un robo constante de energía, un impedimento, que energéticamente se ve como una gran cadena que ata a las personas. Estas cadenas dificultan el avance y la libertad de elección, haciendo que todo sea más difícil, pesado.

En la vieja energía hemos aprendido el chantaje emocional, el victimismo, y el intento de controlar la vida del otro. Es algo que tenemos que superar, potenciando el respeto, la libertad, la humildad, y la hermandad.

En una sociedad de luz los padres observan con amor a sus hijos, no hay preocupación, no hay expectativas. Saben que sus hijos, desde su fuero interno, harán aquello que deban hacer.

En una sociedad de luz se permite actuar libremente, pues se reconoce en el otro un alma encarnada con libre albedrío, con Dios en su corazón. ¿Qué error puede cometer una persona que lleva a Dios en su corazón?

¿Todos los niños de luz son clarividentes, visionarios o psíquicos?

Por supuesto que no. Hay niños de luz que no muestran “dones” pero sí tienen la capacidad milagrosa de llenar de amor a las personas. Los niños de luz que están naciendo ahora vienen con un ADN bastante completo, muy limpio de ego, y de vanidades. Por ello, pueden parecer que hacen milagros, o que tienen dones, pero su verdadero don es estar limpios de miedo y haber nacido en este momento planetario tan importante para ayudar a toda la humanidad a despertar.

No logramos apartar a mi hijo/a de los videojuegos o la TV. ¿Qué podemos hacer?

Lamentablemente vivimos en una sociedad dirigida a hipnotizar las mentes para hacernos sumisos. Darse cuenta de esto es concienciarse de la necesidad de libertad y expansión de la conciencia.

Las pantallas, aparte de ser un claro objeto hipnotizador, tienen la particularidad de “absorber” y atrapar las conciencias de las personas. Literalmente, en un plano de conciencia paralelo a éste, las personas que ven TV, que juegan a videojuegos, o incluso que hablan por un celular, realmente son absorbidas por estos aparatos. Y una parte de su conciencia queda dormida y atrapada en un plano paralelo, donde constantemente están haciendo lo mismo una y otra vez.

Para desenganchar a un niño (o un adulto) de este tipo de aparatos, es muy importante desconectarlos totalmente, tapar la pantalla, apartarla de los dormitorios sobretodo, y llevar a esa persona a lugares naturales, donde se expanda su conciencia. Lugares sin teléfonos públicos, ni televisores, ni ningún tipo de aparato que pueda atrapar su atención.

Aparte de esto, es muy importante que los padres de estos niños entren en meditación, vayan mentalmente dentro de la consola, videojuego, o programa de televisión, y rescaten la conciencia del niño que está ahí encerrada. Podrán ver al niño completamente absorbido dentro de ese mundo, y le cogerán de la mano para sacarles de ahí.

Si los padres no pueden hacer esto, se les puede pedir a los niños que ellos mismos entren en el videojuego y se saquen a sí mismos. Se reirán al principio, pero acabarán aceptando que realmente se encontraron allá dentro y que su yo dividido dentro del videojuego o aparato, estaba tan absorbido que ni se daba cuenta o ni quería salir de ahí.

Ocurre lo mismo con las computadoras, las cuales atrapan grandes partes de nuestro subconsciente, entreteniéndolas en el Word, internet, chat, etc.

Para que esta “absorción” no ocurra, en todos los niveles, es importante mantener la conciencia íntegra, saber dónde estamos nosotros y donde está nuestra mente. Si vemos que nuestra mente o nuestros procesos mentales están demasiado lejos de nuestro centro de gravedad, entonces volvamos a nosotros mismos, nos reincorporamos, respiramos hondo, y continuamos con la actividad, sin ser absorbidos por ella.

¿Puedo pedir sanación para mi hijo? (hijo mayor de 17 años)

Muchos padres piden sanación para sus hijos, sin tener en cuenta lo que sus hijos realmente quieren. En el caso de hijos pequeños no hay problema. Pero cuando ya son mayores, y conscientes de sí mismos, no debemos pedir sanación por ellos.

En general, una persona no debe pedir sanación por otra. A no ser que la otra persona esté incapacitada, impedida de alguna manera, y no pueda pedirla por sí misma, o en el caso de un niño menor.

Esto es debido a que cada persona es responsable de su vida, es el libre albedrío y debemos respetarlo. No podemos determinar cuáles son las necesidades del otro, sino desde un plano elevado, pidiendo permiso al Yo Superior de la persona. En este nivel de conciencia nadie es capaz de saber lo que el otro verdaderamente necesita ni las lecciones de vida que está aprendiendo.

También se corre el riesgo de interferir en un proceso de la otra persona. Por ejemplo, en el caso de enfermedades por karma, al hacer sanación a la persona y sanarla, lo que estamos provocando es alargar la enfermedad, porque esa persona debe vivir esa situación. O, en el caso de una persona que va a fallecer, porque su alma ya ha elegido fallecer, y la sanación enfocada a eliminar la enfermedad lo que hace es alargar el proceso natural de fallecimiento.

En cualquier sanación, recomiendo acceder al nivel álmico de la otra persona, y preguntarle hacia qué dirigimos la sanación, en qué podemos ayudar, etc.

Mi hijo/a tiene problemas con compañeros del colegio, creo que sufre acoso escolar. ¿Qué podemos hacer?

Es muy normal, en los niños de luz, tener problemas en la sociedad. Normalmente el acoso escolar está dirigido a los niños más sensibles y con más luz.

Cuando una persona brilla, las demás no son conscientes de lo que ocurre, pero sienten que esa persona es especial. La envidian, la aman pero a la vez no soportan que sea quien es. A veces hay personas que tienen muy poca esencia y no logran controlar el ego y las emociones. Estas personas, inconscientemente, van directas a atacar a aquellas que sí tienen esencia, luz y claridad interior.

El ser víctima de acoso por parte de otros es una señal de que se brilla en niveles internos. Las demás personas han percibido esa belleza interior, esa luz especial y no saben actuar ante ella adecuadamente. Por eso ocurren los ataques.

Por otra parte, los ataques son parte del inconsciente humano global para que no se produzca un cambio de conciencia. El ego, el miedo, todas esas conciencias del bajo astral, todas esas mentes perdidas o perversas, saben que se agotan, saben que llega un tiempo, y pronto, en que no podrán mantenerse como hasta ahora, así que salen, con uñas y con dientes, y atacan a toda la luz que ven. Las personas que dan paso a esos pensamientos egoicos colectivos, no entienden de razones, no saben lo que realmente está ocurriendo, pero es simplemente la vieja energía luchando por mantenerse en pie.

Para ayudar a estos niños lo mejor es apoyarles en lo personal en todo momento. Existen lugares muy negativos, grandes ciudades en las que o se practica mucha magia negra o en las que ha habido sucesos negativos mucho tiempo, estos lugares hacen que las personas saquen lo peor de si mismas con más facilidad. Sería bueno estudiar la posibilidad de cambiar de lugar de residencia en caso de que este sea el problema pues un niño de luz no es aconsejable que esté expuesto a personas que vibren en un ambiente muy negativo.

Muchos niños no pueden entender que es eso lo que les ocurre porque realmente ellos aman a sus compañeros. No pueden comprender que la vibración de los otros, su respuesta, no sea semejante. Por eso lo pasan mal, pues internamente quieren incluso a quienes les hacen daño. Hay que ayudarles a entender que hay que amar al alma, a la conciencia de luz, pero aceptar la parte humana de las personas que muchas veces, lamentablemente, no sabe amar.

Mi hijo/a tiene varias afecciones, alergias, asma, problemas de estomago… Los médicos no saben ayudar. ¿Qué le ocurre?

Los niños de luz son muy sensibles a la realidad tridimensional pues han nacido para un nuevo mundo limpio, sano, lleno de luz y de armonía. Un mundo que aun no está vigente pero no pueden acostumbrarse a la realidad tan “contaminada” en todos los sentidos en la que vivimos.

Los niños más sensibles deben de apartarse de las ciudades, de la comida insana, de conversaciones densas o vulgares, de los ambientes inapropiados. Debe intentar procurarse al niño una vida lo más pura posible. Esto es difícil aceptar y más aún llevarlo a cabo, pues pareciera que estamos hablando de unos niños demasiado delicados, pero no es así exactamente, sólo son sensibles a las bajas vibraciones porque realmente las están combatiendo, confrontando su luz con las densidades más oscuras.

Las ciudades son lugares muy densos, muy contaminados tanto a nivel físico como energético, lugares donde se concentran muchos elementos negativos, tantos que a veces no le da tiempo al niño a limpiarse al final del día, llegando a enfermar. En su mayoría esas dolencias pueden sanarse cambiando el ritmo de vida y la calidad del ambiente, atendiendo a la alimentación y a la no dispersión continua de la mente en videojuegos o pantallas, pues esta no permite que los procesos cerebrales básicos necesarios para una buena salud y un buen crecimiento, se lleven a cabo.

En algunos casos los niños enferman porque les están chupando demasiada energía. En estos casos se nota pues tienen bajones energéticos muy grandes y problemas de salud variados y mezclados. Casi siempre fiebres sin sentido, catarros fuertes, acompañado de miedos o pesadillas. Es importante entonces determinar quién o qué le está chupando la energía vital al niño y actuar como en el artículo: los niños clarividentes, se trata.
¿Cómo puedo potenciar en mi hijo el amor a Dios?

Es muy difícil para un adulto enseñar esto, pues en nuestro ADN y en nuestro campo cuántico, está el pequeño error de no lograr a comprender a Dios y tampoco saber amarlo. Sí sabemos temerlo, respetarlo pero no amarlo.

Los niños en cambio sí pueden comprender y apreciar este amor realmente. Sí pueden vivir el amor a la divinidad y a Dios. Pero su comprensión parte de una experiencia mística que los adultos no podemos más que insinuar.

Cuando estemos en un lugar natural o un lugar especial, podemos mostrarle al niño algo en especial, las hojas de un árbol por ejemplo. Y se le muestra como la luz rebota en las hojas y las hace brillar. Y ese detalle, es Dios. En cada partícula del Universo está la divinidad, aprender a ver esto es aprender a amar a Dios.

Cuando el niño aprende a ver la luz en estos pequeños detalles, comprende la inmensidad del cosmos y siente una gran alegría por ser parte del todo. Siente la belleza y siente la perfección de todo lo que es. Entonces vive realmente el amor a Dios.

Comentarios en: "Nueva Era" (1)

  1. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: